viernes, 31 de agosto de 2007

Ingredientes en las comidas del Valle.


60-Charlas entre coordinadores descordinados y becarios ensimismados.

30-Interrupciones con olvidos en cuanto al pedido.

25-Gatos que venían al olor de las sardinas.

10-Niños que trepaban como gatos.

40-Fotos que surgían de la nada.

60-Dibujos que rompían los manteles.

1-Bolígrafos escondido delante de los ojos de su dueño.

1-Persona ausente muchas veces en cuerpo y otras pocas en espíritu.

3-Camareros enfadados en cuanto a la indisciplina conventual.

30-Viento, que volaba servilletas y aliviaba la ausencia de piscina

En fín, cada loco con su tema.

Eso sí todos comíamos. Inicialmente nuestros tres platos rigurosos que con el paso de los días se fueron reduciendo. Tanto la comida como los comensales, quedándose concentrados estos inclusive a tres. Día en el que nació el "lobeja", sus padres... ya se los imaginan. Después debatían en cuanto al creador del extraño animal, fruto de la unión de un lobo con una oveja...

Y me pregunto yo ¿quién era el lobo y quién la oveja?.

Testigo del nacimiento de lobeja.

2 comentarios:

IZQUIeRDO dijo...

No habia ningun lobo, ni ninguna obeja, sino que eramos tres "lobejas" que nos mirabamos en los platos mientras ibamos comiendo y conversando en una mesa ajena, menguada y algo esquinada, lo que el resto de becarios lobejunos habian dejado sobre la mesa principal por un dia.

Testigo y algo de inventor de lobeja.

Al final la lobeja se da cuenta de que es una lobeja de puta madre.

Anónimo dijo...

Bueno, en parte es cierto lo que comenta el señor Izq. Pero, al margen de aquella situación, he de añadir que todos somos lobos y ovejas, incluido el señor Izq. Somos lobos con las ovejas e inevitablemente ovejas con los lobos. De hecho, lobeja es un poco eso: la síntesis!
por cierto. No!No! y No! me parece intolerable que usted, señor Izq., levante falso testimonio acerca del desenlace del infeliz animal.

Testigo, algo de inventor de lobeja, Excmo. Coordinador y miembro del Trío de la Sabiduría. (Ea)